Seleccionar página
Dios ha declarado que los restaurantes saludables deben establecerse con el propósito de dar a conocer al mundo su ley… Se les debe enseñar cómo elegir y preparar alimentos sencillos que esten mejor adaptados para nutrir el cuerpo y preservar la salud. (Manuscrito 115, 1903. MM 406.2)